Vuelve a escena la tijera deA� Marisa Marana, con sus propuestas , para esta reseA�a de haute couture.A� En este caso, su propuesta remozada por superpuestos rA?sticos sobre telasA� mA?s livianas. Motivos A�tnicos incaicos y reminiscencias del norte boliviano, resalta y enmarcan sus creaciones.A� Los naranjas, morados y violetas son los colores elegidos en esta temporada.

El accesorio sobresaliente es la terminaciA?n en cordones de borlas o pompones de lanas rA?sticas coloridas –tulmas de lana de llama-, siguiendo la lA�nea estA�tica A�tnica. AcompaA�aron zapatos abotinados charolados en punta, yA� borcegos. Los sobres grandes en telar rA?stico en vivos colores resaltaron los equipos elegidos para esta ocasiA?n. Composiciones en ocres anaranjados, sacos sobre faldones y mezcla de texturas en telas rA?sticas con vivos indie y patchwork que mezcla escoceses y cuadrillA�s con guardas incaicas.

Vestidos de faldas amplias en gasa en terracotas y superpuesto de ponchos en amarillo altiplano.

El espA�ritu autA?ctono de la mujer latinoamericana y sus reminiscencias prehispanas combinaron muy originalmente con la propuesta de vestidos de fiesta en telas de alta costura de otras presentaciones.

Original la propuesta en terciopelo morado de un vestido en lA�neas rectas y clA?sicas acompaA�ado con aguayos en los mismos tonos pero con identidad norteA�a.

Aterciopelados morados y marrones, combinados con naranjas y terracotas, telas pesadas y gasas sutiles. Ponchos, pashminas. Sacos largos sobre faldas amplias y composiciA?n de camisa fit en tonos marrones. Lanas pesadas y toques de gasa en negro.

Todo puesto el acento sobre los accesorios y los abrigos, siempre sobre bA?sicos en negros y rojos, vestidos de lA�neas simples y pantalones amplios tipo palazos

Telas de negro fondo con estampes en floreados en rojos sin grandes escotes y con amplitud en las faldas.

Los mantones de flecos en negro sellan equipos de corte masculino en pantalA?n y camisa en negro y naranjas.

Para el final los clA?sicos e infaltables blancos y negros, con destaques de puA�os en encaje blanco.

La proliferaciA?n de bA?lgaros, transparencias bordadas.

Llamaron la atenciA?n los vestidos de flores de gasa aplicadas en blanco y negro, y el vestido de gala en plata seda satinada cubierto por un superpuesto bordado en brillante metalizado que en una versiA?n ultrarefinada, recordaba las cotas de malla de Juana de Arco, las faldas engomadas en negro, y las transparencias para las propuestas para novias y vestidos de fiesta.

Pero sin duda lo mA?s impactante de su pasarela fue la presentaciA?n de un vestido rojo en gasa de seda natural, acompaA�ado por un increA�ble tapado en lanA?n rA?stico, sA�mil astracA?n en colorado. Siguiendo las tendencias europeas de Missoni, el ultrawarm y la superposiciA?n de prendas, a la orden del dA�a.

 

Nota: Franco Bernardi