El barrio de Palermo tuvo una gran dosis de Rock, cuando pasadas las 22 hs saliA? a escena la banda de Lomas del Mirador, encabezada por Diego Pollano. Con gafas negras, yendo de un lado hacia otro y con una gran sonrisa, el frontman arengA? al publico patero, que comenzA? a cantar con a�?Noche de brujasa�? y que, a su vez, se preparaba para la gran lista de temas que Cola de Pato fue anunciando en su cuenta de Facebook.

SiguiA? EL TEMPLO DEL MOMO (cover de Patricio Rey y sus redonditos de ricota), KABALLITO VIEJO y A�LA NOCHE BRILLA, temas clA?sicos que no pueden faltar en el setlist de la banda.

En tono cA?mico, Pollano dijo: a�?Este tema se lo queremos dedicar a una amiga, que esta metida en algunos lA�os y A?ltimamente esta saliendo en televisiA?na�� para Vicky Xipolitakis va este temaa�? A�presentando NUNCA UN AMOR entre las risas del publico y los miembros de la banda. LlegA? el momento de EN LLAMAS y TE VOY A ESPERAR, otro gran hit a�?pateroa�? que cada vez suena mejor y en donde se deja ver el lado romA?ntico que tiene la banda hasta el dia de hoy.

El show continuA? con EL MONITO DE CAMISA RAYADA, canciA?n que suena en las radios, incluida en su A?ltimo disco a�?Aprender a vivira�?. Al grito de a�?Alejandro Sokol, prohibido olvidara�? comenzA? DIA FELIZ, donde recordaron al EX SUMO,LAS PELOTAS y EL VUELTO S.A.

El show fue completA?ndose con BERRETINES, VOLANDO BAJITO y la hermosa balada PERFUME DE MUJER.

Llegaron los a�?infaltablesa�? temas que hicieron explotar MAKENA, HACIENDO PIE y DE MI BARRIO, donde las banderas flamearon con el logo de la banda y las leyendas emblemA?ticas, elegidas por sus seguidores.

Podemos decir que Cola de Pato es una fiesta tanto arriba del escenario, por la conexiA?n entre los mA?sicos y la humildad que llevan consigo, como abajo, donde el pA?blico capta a la perfecciA?n todo esto y entendiA? a Pollano cuando en un momento de la noche pidiA? disculpas si en algA?n momento no llego a cantar del todo, ya que venia de recuperarse de una gripe fuerte, pero que iba a dejar la voz esa noche. Y asA� fue, el sexteto del Oeste dejA? todo en el escenario, despidiA�ndose alegres, por el reencuentro con su publico y agradecidos una vez mA?s.