Estefanía Bernal es más que una bailarina del staff del programa televisivo de canal 13 Showmatch, desde noviembre de 2016 es la representante argentina en el concurso de belleza más importante del mundo. La semana que viene compite por el título Miss Universo, con poco apoyo corporativo y casi nada de difusión en los medios, los blogs especializados como Missosology la colocan en el top 15. Y la organización del evento con base en Manila, Filipinas, le ha prestado su atención por el impacto, y el apoyo del público filipino que logró cosechar. Mérito en base a su carisma y esfuerzo, a su simpatía y soltura. Justo reconocimiento a una Miss fresca, espontánea y natural. La Argentina no tiene una industria montada alrededor de este tipo de concursos que ‘arman’ a las misses a base de make up y cirugías y que someten a la mujer a una crueldad tremenda en pos de la belleza estética. El rol en pos del género que éstos concursos deben retomar es ese valor original donde se premie la belleza natural invocando la no cosificacion de las mujeres.

Su belleza es única aún sin ser un producto perfecto de cirugías estéticas y es ese valor que la organización debe celebrar.
Es por todos conocidos el negocio montado por muchos paises con tradición en estos concursos que no respetan esa verdad estética. El trabajo artesanal de Estefanía tiene sus frutos y es en base a esfuerzo y carisma, y la ayuda de quienes le han dado su soporte pero el lugar merecido doblemente por no tener lobby de intereses corporativos detrás.
Si los que como espectadores de estas bellezas quedamos en la confrontación de banderas, no estaremos siendo honestos con el espíritu del certamen. Es imperioso entonces mirar como quien mira un cuadro sin importar el nombre del pintor.
La organización elige en una etapa previa de casi 20 días a algunas misses destacadas para un evento principal de moda-más allá de los eventos patrocinados por sponsors y marcas del mundo de la moda y el show business- y es en una lista de 20 que fue preseleccionada para ello. Favorita para dos ex Misses Universe y top ten para la actual,  consentida de los bloggs del certamen, Estefanía está logrando sobresalir naturalmente entre las más de 80 concursantes. Los mexicanos la aman porque desde su cuenta de Instagram comparte fotos y parte de las jornadas de trabajo con su roomate la representante de México -Kristal Silva- quien es una de las grandes favoritas -junto a Ucrania, Venezuela, Colombia, Tailandia, Francia, Brasil y Australia.


Con la conducción del controvertido Steve Harvey- quien el año pasado se hiciera mundialmente famoso por su imperdonable yerro al anunciar como ganadora a Miss Colombia Ariadna Gutiérrez cuando la verdadera Miss Universo era Pia Alonso, reina de Filipinas- será televisado por TNT a las 21 horas con la novedad que la 12°finalista será elegida por el público a través de un sistema de votación mediante las aplicaciones para celulares ‘VODI’ o MISS U APP, vía twitter usando hashtag #MissUniverse y el hashtag de la candidata que se dará a conocer a partir del 23 cuando los seguidores de todo el mundo podrán ser partícipes de la decisión final, o ingresando a la página web de la organización vote.missuniverse.com.
Como hace dos años con la excelente representación de Miss Argentina 2014, Valentina Ferrer, quien quedara entre las 10 finalistas, todas las miradas argentinas estarán puestas en Filipinas, esperando se haga una corona en representación de la belleza argenta, así como en los 60’s Norma Nolan logrará el titulo por primera y única vez para nuestro país.
Será ésta, la de Estefanía, la segunda?

Que la suerte y nuestro apoyo le permitan lograrlo. Mientras, ella reparte sonrisas que están enamorando al mundo.